Aquí tienes los 5 principales motivos que tienen los perros para lamer:

1. Porque proporciona información:

A los perros les gusta el olor y sabor del sudor de nuestra piel. Su potente olfato les proporciona diversa información sobre nosotros, lo que hemos comido, dónde y con quién hemos estado.

2. Porque recompensamos de algún modo ese comportamiento. Lo condicionamos.

Cuando un perro nos lame, llama nuestra atención de inmediato. Por lo general la gente suele interpretarlo como un gesto gracioso y una muestra de afecto que es recompensada con respuesta a sus solicitudes, caricias o comida.

 

3. Porque proviene de una conducta infantil innata (incitación a la regurgitación).

También debemos considerar su aspecto innato; los cachorros están preparados para utilizar el lamido para producir la regurgitación durante el destete.

 

4. Porque forma parte de la conducta social de apaciguamiento.

El lamido forma parte del repertorio de señales de apaciguamiento, y calma que tienen los perros para interactuar entre ellos. Podríamos decir que es la continuidad de esa conducta infantil aplicada durante su edad adulta.

 

5. Porque está asociada al acicalamiento y a las conductas de confort (social).

En este artículo comentamos que los perros se lamen a sí mismos y a los demás para acicalarse. El acicalamiento favorece su bienestar  tanto físico (proporcionando higiene y optimizando el estado de su piel y pelaje) como mental (fortaleciendo los lazos afectivos).

Problemas asociados al lamido

Es conveniente mencionar también que el lamido puede estar asociado a ciertos problemas, tanto físicos como conductuales.

Problemas Físicos:

Un lamido excesivo durante el propio acicalamiento de un perro puede ser síntoma de dolor o de alergia.

Problemas conductuales:

En entornos donde los perros no reciben el suficiente grado de estimulación, el lamido excesivo por acicalamiento puede llegar a convertirse en una estereotipia (comportamiento repetitivo y ritualizado sin ningún fin determinado) produciendo una dermatitis acral. Aquí tienes un estudio sobre el riesgo genómico del trastorno severo compulsivo canino.

 

En definitiva: El lamido de los perros es una conducta que conviene tener en cuenta, ya que nos puede proporcionar información muy valiosa sobre los perros, evaluando así su sociabilidad e iniciativa, así como su bienestar físico y mental.

En el vídeo adjunto a este post puedes ver un ejemplo de cómo Luna, una cachorra de shih tzu lame a Moka para llamar su atención.

¿Qué opinión tienes acerca de la conducta de lamido de los perros? ¡Compártela dejándonos un comentario!

Opt In Image
Webican Newsletter

¿Quieres descubrir lo último de Webican?

Se la primera persona en leer los artículos de Webican y recibir contenido exclusivo.

Sin spam. Lo prometemos.

Jorge Ortega
¡Hola! Soy educador canino y terapeuta en modificación de conductas en perros.Compagino mi trabajo con el desarrollo de Webican con el fin de divulgar información relacionada con el adiestramiento, la educación y el bienestar de los perros.Busco personas capaces de inspirar a los demás transmitiendo su talento.
Jorge Ortega
Jorge Ortega
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Si buscas asesoramiento sobre educación y gestión del comportamiento canino en Madrid, puedes contactar con Jorge Ortega mediante el siguiente formulario.

Newsletter