¿Qué crees que necesitamos para que nuestros perros den lo mejor de sí mismos? Algunos contestarán que disciplina y autoridad…Otros como yo, tal vez piensen que el refuerzo positivo, el vínculo afectivo y una buena relación serán la clave. En mi opinión este es un tema realmente complejo, en el que tal vez cada cual tenga su parte de razón.

Sin embargo, hoy me gustaría tratar el asunto desde un punto de vista diferente apoyado por algunos descubrimientos en psicología tan sorprendentes e innovadores que aún hoy en día parecen difíciles de creer. Sigue leyendo para descubrirlo…

El misterioso Estado de Flujo

Comenzaremos nuestro camino con el trabajo de uno de los psicólogos más importantes en materia de la psicología positiva. Su nombre es Mihály Csíkszentmihályi (su nombre es raro, pero cuando conozcáis algo más sobre él trataréis de recordarlo).

La historia de Mihály es digna de una película. En 1944 ,cuando tan sólo era un niño, tuvo que abandonar su Budapest natal durante la ocupación alemana de Hungría. Su suerte hizo que el tren en el que se montó fuera el último en abandonar la ciudad antes de que los alemanes volasen cada una de las líneas ferroviarias que cruzaban el Danubio. El joven Csíkszentmihályi se despidió por última vez de muchos familiares a los que sabría que no volvería a ver, y entre tantos gritos, bombas y desesperación, su mente infantil inundada de miedo y rabia tuvo una revelación: “Los adultos no tienen ni idea de cómo vivir”.

Esa experiencia le marcó de tal modo que, sin apenas recursos, emigró a Estados Unidos con el fin de estudiar psicología y tratar de buscar esa manera adecuada de vivir… Como podéis intuir, logró convertirse en todo un referente dentro del estudio de la felicidad, la creatividad, el bienestar, la motivación y la diversión (casi nada…). Pero por lo que más se le ha reconocido ha sido por desarrollar el concepto del “Estado de Flujo”.

Según sus propias palabras, el fluir es “El hecho de sentirse completamente comprometido con la actividad por sí misma. El ego desaparece. El tiempo vuela. Toda acción, movimiento o pensamiento surgen inevitablemente de la acción, del movimiento y del pensamiento previos, es como si estuviéramos tocando jazz. Todo tu ser está allí, y estás aplicando tus facultades al máximo.”

Según Mihály, la felicidad no es otra cosa que un “estado mental”, y la forma más certera de acercarse a ella es por medio de ese “Estado de flujo”. Un estado mental que conocen los deportistas cuando logran superarse a sí mismos, un momento en el que el artista o el intelectual se sumerge tanto en su tarea que todo lo demás desaparece, un estado deseado por aquellos que practican la meditación, donde todo lo que se encuentra fuera de nuestro foco de atención se esfuma…¿Has experimentado esa sensación alguna vez? Estoy seguro de ello, pero ¿Puede también tu perro “fluir”? Veamos cómo…

En primer lugar, se conoce que el estado de flujo se produce por medio de experiencias autosatisfactorias (autotélicas). ¿Y qué tipo de acciones autosatisfactorias realiza tu perro? Muy sencillo: jugar.

El juego es divertido por sí mismo, es desafiante, absorbente y tiene el mejor efecto secundario que podemos desear: la autonomía.

La autonomía es lo opuesto a lo que mucha gente desea para sus perros. Hay quien prefiere tener a su perro siempre bajo control. Pero Csíkszentmihályi descubrió una curiosa paradoja: el control crea obediencia, pero la autonomía fomenta el compromiso.

Probablemente sea mejor tener un perro autónomo y comprometido por medio del juego, que intentar controlarle a base de premios y castigos para lograr su obediencia.

La segunda cuestión importante es la dificultad. Para conseguir que nuestro perro entre en ese “estado de flujo”, la dificultad del reto que le propongamos debe estar correctamente ajustada para que el perro no caiga en la frustración o el aburrimiento. Los diseñadores de videojuegos saben que ese es el gran secreto para que su título tenga éxito, y tratan de proporcionar una dificultad personalizada a sus jugadores para no romper la curva de aprendizaje y conseguir que continúen pegados a la pantalla.

Efecto Sawyer: el lado oscuro del conductismo

El tercer factor para lograr el estado de flujo consiste en el llamado “Efecto Sawyer”. Se llama así por la sorprendente relación que han tenido muchos estudios científicos con el segundo capítulo de “Las aventuras de Tom Sawyer”.

El efecto Sawyer nos indica que las gratificaciones extrínsecas (los premios de comida para los perros, o el dinero para nosotros) tienen consecuencias nocivas. En contra de lo que hubiéramos imaginado, los premios extrínsecos producen pérdida de interés, reducen la autonomía y merman la motivación intrínseca. Es decir: el dinero convierte al juego en trabajo. Ese es el lado oscuro del conductismo.

Es extraño, pero todos los estudios llevados a cabo en esta materia ponen de manifiesto la equivocación de quienes creen que cuanto mayor sea la recompensa mejor será el rendimiento.

Los verdaderos genios no trabajan por dinero, les mueve algo mucho más potente: querer superarse a sí mismos, sumergirse en su tarea y divertirse mientras tratan de alcanzar el dominio en su campo. Por lo que, según estos estudios, deberíamos tratar de buscar gratificaciones intrínsecas (internas, propias), y no extrínsecas (externas, ajenas).

En conclusión: si somos capaces de utilizar el impulso de nuestro perro por realizar algo interesante, absorbente y retador, tendremos la llave para lograr la mejor motivación posible, y así dejar de lado el palo y la zanahoria para sustituirlos por la autonomía y el compromiso.

Educar y adiestrar a tu perro puede ser también un divertido reto para ti…La pregunta es: ¿Estarás dispuesto a aceptarlo?

Aquí tienes los enlaces sobre algunos de los estudios científicos sobre los cuales se sustenta este artículo, así como el segundo capítulo de “Las aventuras de Tom Sawyer”.

Jorge Ortega

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All Topics

  • Contacto.jpeg
  • ¡Hola! Soy Jorge Ortega. Si buscas asesoramiento para lograr la mejor convivencia con tu perro coméntamelo sin compromiso: Educación de cachorros y solución de problemas de conducta. Adiestramiento práctico basado en el desarrollo del vínculo afectivo y con técnicas respetuosas para los perros. Sesiones personalizadas a domicilio para adaptarnos al entorno y situaciones habituales de los perros. Paseos educativos donde aprender a disfrutar del paseo sin tirones de correa. ¡Descubre todo el potencial de tu perro! Tlf: 633 73 19 47

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies