En “Las señales de juego en los perros y la autolimitación” tuvimos la oportunidad de resaltar la importancia de la autolimitación durante las interacciones lúdicas.

Hoy centraremos nuestra atención sobre qué es la autolimitación en el juego (conocida también como “self handicapping”) y qué tipos de autolimitación podemos emplear a la hora de jugar con los perros o analizar cómo juegan entre ellos.

¿Qué es la autolimitación?

Son aquellos comportamientos que trasladan al individuo hacia una posición desaventajada con el fin de favorecer la interacción durante el juego.

La autolimitación en el juego puede dividirse en tres categorías: Autolimitación social, cinemática (relativa al movimiento) o sensorial (relativa a la percepción).

Autolimitación Social

1. Restricción de esfuerzo

Todos sabemos que los perros limitan su fuerza mientras juegan. Esto supone un intercambio de roles donde el perro con mayores habilidades suele asumir la posición más desaventajada.

Por ejemplo, un perro más capacitado para correr/perseguir invita a otros perros para que lo persigan.

2. Elegir un compañero de juego mayor

Los perros eligen compañeros más fuertes con los que jugar.

Por ejemplo, un perro jóven iniciando el juego con un perro adulto.

3. Posición desaventajada frente al compañero de juego

Los perros adoptan una posición que les dificulta realizar gestos ofensivos y defensivos.

Ejemplos de ello son arquear el cuerpo y mantener la cabeza a un nivel inferior al compañero (play bow) o tumbarse boca arriba en postura supina.

Autolimitación Cinemática.

4. Demanda de juego postural

Evitando locomoción cuadrúpeda, sentándose, dando la pata.

Por ejemplo, cuando los perros se saludan sosteniéndose sobre sus patas traseras. 

5. Selección de superficies

Durante el juego los perros pueden optar por seleccionar superficies que requieran cierto esfuerzo para adoptar una postura estable.

6. Portar un objeto

Los perros pueden portar un objeto sin necesidad de ser un elemento relevante del juego. Su finalidad es la de aportar autolimitación en el perro.

Autolimitación Sensorial

7. Restringir o limitar la percepción sensorial.

Algunos perros encuentran la limitación sensorial (especialmente la visual) como una buena ocasión para jugar.

Por ejemplo, al secar a un perro con la toalla y cubrir brevemente su visión.

Como ya dijimos, una característica única del juego social consiste en que se ajusta a las capacidades de los participantes. Y la forma de ajustarlo es mediante esta autolimitación.

Piénsalo… ¿Por qué a los perros les gusta más jugar con nosotros cuando nos encontramos a su altura? Porque estamos autolimitando nuestra fuerza y movilidad, emitiendo un mensaje claro de que se trata de un juego, y porque para invitarles a jugar debemos situarnos a su mismo nivel.

Practicar la autolimitación con los perros en un contexto de juego social es una de las mejores garantías para que los perros se diviertan jugando con nosotros.

La autolimitación es algo que hacemos inconscientemente al jugar con los niños o con quien consideramos “menos hábil” en el juego, y ahora, la próxima vez que veas a los perros jugar, sabrás que para ellos también es algo importante.

Opt In Image
Webican Newsletter

¿Quieres descubrir lo último de Webican?

Se la primera persona en leer los artículos de Webican y recibir contenido exclusivo.

Sin spam. Lo prometemos.

Jorge Ortega
¡Hola! Soy educador canino y terapeuta en modificación de conductas en perros.Compagino mi trabajo con el desarrollo de Webican con el fin de divulgar información relacionada con el adiestramiento, la educación y el bienestar de los perros.Busco personas capaces de inspirar a los demás transmitiendo su talento.
Jorge Ortega
Jorge Ortega
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Si buscas asesoramiento sobre educación y gestión del comportamiento canino en Madrid, puedes contactar con Jorge Ortega mediante el siguiente formulario.

Newsletter